Obesidad y Vitamina D

La vitamina D, juntamente con la vitamina K, son de las pocas vitaminas que produce el cuerpo de manera natural. En el caso de la vitamina D, ésta se produce a través de la piel cuando los rayos ultravioletas activan la producción de la vitamina. Huevos, lácteos y ciertos pescados también aportan vitamina D de manera externa.

Recientes estudios demuestran que el déficit de Vitamina D y la obesidad van estrechamente ligadas, y es que en California, se ha demostrado que aquellas personas con un bajo nivel de vitamina D eran 7,4 kg más pesados y tenian 3,4 puntos más en el Índice de Masa Corporal.

No solo la falta de Vitamina D puede afectarnos en nuestro peso, si no que también se ha relacionado con un aumento del riesgo de sufrir un infarto. La vitamina D nos ayuda a absorber mejor el calcio que ingerimos, y este a su vez, es uno de les elementos más importantes para la realización de las contracciones musculares. Por lo tanto, una falta de vitamina D y calcio podría provocar problemas de bombeo de sangre en el corazón.

Una buena alimentación y tomar el sol unos minutos a diario puede ahorrarnos muchos problemas.

@DoctorVitamina

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alimentación, Calcio, Consejos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s