Probióticos: Salud Total Para Tu Cuerpo

Bacterias y Placas de Petri

En la farmacia, herbolario y hasta en el súper han llegado decenas de productos llamados probióticos. Y La pregunta que muchos nos hacemos es: ¿De qué me está usted hablando?

Los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, tienen un efecto benéfico en la salud del huésped1, o sea nuestro cuerpo, y tienen, entre otras cualidades, la habilidad de modular el sistema inmune y de influenciar en las actividades metabólicas2.

Pero, ¿Qué hay detrás de esta definición tan científica? Pues que los probióticos son bacterias que ayudan a nuestro cuerpo a repeler agresiones y a realizar de forma más eficiente ciertas funciones vitales.

Realmente nuestro cuerpo está colonizado por millones de bacterias que nos acompañan desde el momento del nacimiento. Ya en el momento del parto somos colonizados por las bacterias de nuestra madre (¡Punto a favor de los partos naturales!). Estas bacterias son los primeros probióticos que recibimos.

A lo largo de nuestras vidas vamos ingiriendo diferentes alimentos que nos aportan probióticos. El yogur, por ejemplo, es el alimento más famoso que aporta probióticos, pero no el único: el kéfir, el chucrut, la sopa miso o los pepinos encurtidos son otros alimentos que nos aportan bacterias a diario. De forma general, los alimentos fermentados y no pasteurizados suelen ser una fuente rica en probióticos.

Kefir by Claudio Brisighello bajo la licencia de Creative Commons

Photo: Claudio Brisighello / Creative Commons

Los probióticos, realmente, nos son absorbidos por nuestro cuerpo sino que colonizan junto a nuestras propias bacterias diferentes zonas del cuerpo. El aporte de probióticos ayuda a nuestro cuerpo a:

  • Nutrir las bacterias de nuestro propio organismo ayudando a estar “preparadas” para repeler las agresiones exteriores. (El probiótico fortalecerá tu propio sistema inmune).
  • Aportar beneficios reales allí donde existen grandes poblaciones de bacterias: intestino, mucosas genitales y mucosas bucales.
  • Ayudan en la digestión de la comida, especialmente alimentos difíciles de digerir.
  • Intervnienen en la síntesis de las Vitaminas del grupo B y en la mejora de la absorción de calcio.

Existen ocasiones en que los probióticos que podemos ingerir de forma habitual pueden ser insuficientes para cubrir una necesidad puntual. Hemos seleccionado 5 ocasiones en las que la suplementación con probióticos está más que justificada.

  1. Viajes: Sobretodo en viajes al extranjero, lejos de tu dieta habitual, tu sistema digestivo puede sensibilizarse frente a ciertas situaciones (como por ejemplo comidas con especias, cambio de agua, falta de producto fresco, etcétera). Es habitual que estos cambios provoquen molestias digestivas e incluso diarreas. Sin embargo, los probióticos facilitan una mejor adaptación a los cambios de hábitos alimenticios bruscos y suavizan estas molestias. Es muy recomendable tomar probióticos durante todo tu viaje. En caso de sentir alguna molestia, puedes aumentar la dosis de probióticos y complementar así el tratamiento farmacológico habitual. ¡Seguramente la recuperación será mucho más rápida!.
  1. Tratamientos con Antibióticos: ¡El nombre ya nos da una pista! Si nos tomamos un medicamento que destruye bacterias tenemos que pensar en proteger a nuestra primera línea de defensa. Los antibióticos son MUY efectivos pero no distinguen entre bacterias, por lo que la acción antibiótica afecta tanto al invasor como a la propia flora. Este es el motivo por el que un tratamiento con antibióticos suele ir acompañado de diarrea, dolor de estomago o infección de orina. Tomar probióticos ayudará a no mermar tus propias defensas y te recuperarás antes y sin molestias.
  1. Gingivitis o sangrado de las encías. Este incómodo sangrado de las encías ocurre debido a una inflamación o la infección de éstas. Existen probióticos adecuados para las bacterias bucales que ayudarán a que nuestra propias bacterias repelan la infección. El tratamiento con probióticos complementado con una buena pasta de dientes son el tratamiento clave para esta situación.
  1. Infección de Orina: El tratamiento habitual de la infección de orina, el antibiótico, es el tratamiento por excelencia y el más efectivo. La ingesta de probióticos (de cepas determinadas) restablece los lactobacilos vaginales, lo que ayuda a combatir las infecciones genitourinarias y a prevenir la futuras recaídas.
  1. Estreñimiento. Los probióticos, ya sean solos o combinados con fibras dietéticas, ayudan a combatir el estreñimiento reduciendo hasta en un 40% el tiempo de tránsito intestinal. Los probióticos son un remedio muy efectivo para aquellas personas con estreñimiento crónico y que desean reeducar a su intestino poco a poco, o aquellas personas con estreñimiento ocasional.
Photo: Umberto Salvagnin / Creative Commons

Photo: Umberto Salvagnin / Creative Commons

Los beneficios de los diferentes probióticos están demostrados por diferentes estudios científicos, hasta existe la Sociedad Española de Prebióticos y Probióticos que estudia y promueve su utilización. Los probióticos no resuelven de por sí las enfermedades, sin embargo son un fantástico agente preventivo. Su uso aumenta la eficacia de los tratamientos y permite reducir el tiempo de los mismos.

Son unos productos muy recomendables, modernos (pero nos están acompañando desde el inicio de los tiempos) y que sin duda ¡Ayudarán a que te encuentres mejor!

 


 

  1. Joint FAO/WHO Working Group Report on Drafting Guidelines for the Evaluation of Probiotics in Food London, Ontario, Canada, April 30 and May 1, 2002
  2. Dunne C., O’ Mahony L., Murphy E. et al. In vitro selection criteria for probiotic bacteria of human origin: correlation with in vivo findings. Am J Clin Nutr 2001; 73 (2): 386S-92S.
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alimentación, Bienestar, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s