¿Cómo afrontar la vuelta de las vacaciones?

Using-our-passions-as-driving-force-for-success

Ha llegado setiembre, y con él, la vuelta a nuestra rutina diaria. La vuelta al trabajo después de un período de descanso puede convertirse en un proceso duro, y puede venir acompañadodeirritabilidad, estrés, desmotivación, e incluso en algunos casos puede llegar a provocar hasta depresión.

Muchas veces pensamos en un adiós a la playa, al descanso, a la siesta, a no tener horarios… y pensamos también en las penurias del trabajo, los horarios… Es el momento de pensar en que ni las vacaciones son tan idílicas, ni la vuelta al trabajo supone el fin de toda actividad lúdica.

Los 7 puntos imprescindibles para volver de vacaciones:

Ante todo, y lo más importante, es mantener una actitud positiva para volver al trabajo. Una mejor actitud nos ayudará a que la vuelta a la rutina diaria sea menos dura y mas llevadera.

1- Buena planificación: intenta no llegar de las vacaciones el día antes de reincorporarte al trabajo. Tener un día libre en casa para planificar la vuelta al trabajo y conocer los cambios que se hayan sucedido durante tu ausencia, ayuda a que el primer día de trabajo no se convierta en una montaña. Anticípate a lo que va a venir.

2- Nuevos proyectos: la realización de otras tareas u objetivos en el trabajo mejora nuestra actitud y nos ayudará enormemente a implicarnos de nuevo con nuestras tareas del día a día.

3- Disfrutar de tiempo para uno mismo: es necesario programar tiempo de ocio personal fuera de nuestra jornada laboral para ajustar nuestro ritmo de vida a la nueva situación. Pensar en las actividades lúdicas después del trabajo hace que la jornada laboral sea más llevadera.

4- Pensar a corto plazo: no hay que pensar en las vacaciones de verano del año que viene. Hay que hacerlo en el próximo fin de semana, ya que una meta corta estimula, mientras que una de larga incomoda.

5- Ajusta tu ritmo vital: la ausencia de horarios estipulados en vacaciones provoca que nuestro cuerpo se resienta cuando se ve sometido a horarios más estrictos. Antes de volver de vacaciones procura adaptarte de forma paulatina a los horarios de trabajo y de comidas. Se recomienda que recuperes tu ritmo de sueño a razón de 1 hora por día. Es decir, si normalmente te levantas a las 7 y en vacaciones a las 10, vas a necesitar 3 días para volver al ritmo normal, levantándote cada día una hora antes.

6- Metas personales: setiembre, junto con enero, son los meses en que la gente se marca más metas o retos personales. Aumentar la actividad física o mejorar nuestra alimentación son buenos ejemplos de metas personales que nos harán sentir mejor y nos ayudaran a sobreponernos al estrés del trabajo.

7- Actitud positiva: agradece el tiempo que has estado de vacaciones y de las cosas que has hecho este verano. No todo el mundo puede disfrutar de unas merecidas vacaciones. Piensa en las vacaciones como un periodo de recarga de baterías para afrontar de nuevo el trabajo.

Seguro que la vuelta al trabajo se nos hace dura a todos, pero con estos pequeños consejos podemos hacer que sea más llevadera. No obstante, hay que tener en cuenta que los expertos abogan que el proceso de adaptación al trabajo después de las vacaciones es de una a dos semanas.

@DoctorVitamina

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Bienestar, Consejos, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s