Archivo de la etiqueta: sodio

Los 10 minerales que requiere nuestro cuerpo (parte II)

6. Hierro: podemos encontrarlo básicamente almacenado en el hígado. el bazo y la médula osea en forma de ferritina. En condiciones normales, la absorción diaria de hierro equivale a las perdidas que se ocasionan de forma natural, exceptuando a las mujeres en edad reproductiva y en períodos de menstruación, donde la pérdida de hierro es superior a la cantidad absorbida. La falta de hierro en el organismo se traduce en una producción inferior de glóbulos rojos, y por lo tanto, representa una dificultad en el transporte de oxígeno y por lo tanto, puede provocar fatiga, debilidad o dolor de cabeza. El hierro se encuentra de manera natural en mariscos, legumbres, huevos y carnes rojas, y podemos aumentar la absorción de éste si lo combinamos con la ingesta de vitamina C.

7. Magnesio: forma parte de la estructura ósea y de los tejidos blancos. El magnesio interviene activando varios enzimas y en la transmisión del impulso nervioso. Sin embargo, con una alimentación normal, nuestro cuerpo se asegura en aporte mineral necesario. En caso de déficit de éste, se puede experimentar debilidad muscular, excitabilidad y somnolencia. De entre los alimentos con un mayor aporte de magnesio destacan: frutos secos, cereales y legumbres, aunque también se encuentran en menor medida en lácteos, vegetales de hoja verde y algunos pecados y mariscos.

8. Potasio: se trata del principal catión intracelular y es especialmente necesario durante las épocas de crecimiento, o bien en patologías digestivas o quemaduras. El potasio regula el contenido de agua celular, es un activador enzimático, participa en la síntesis proteica y glucídica. Se encuentra en la mayor parte de alimentos como pueden ser, frutas y verduras, o bien en carnes, pescados y mariscos.

9. Sodio: mantiene la presión osmótica en el medio extracelular, e interviene en el equilibrio ácido base. El sodio se encuentra de manera natural en prácticamente todos los alimentos que ingerimos, y además en la sal común que utilizamos en la cocina, de manera, que la falta de sodio en el organismo sólo de produce en casos de alimentación muy deficiente.

10. Yodo: lo localizamos fundamentalmente en la glándula tiroides y es necesario para el buen desarrollo de huesos y cerebro. Juega un papel muy importante durante el embarazo, la lactancia y en la fase de desarrollo de bebés y niños. Una falta de yodo en el organismo provoca que la glándula tiroides aumente la producción de hormonas tiroides y el incremento de la propia tiroides. Es importante mantener un nivel de yodo adecuado sobretodo en mujeres embarazadas, ya que la falta de este, puede provocar daños irreversibles en el feto. Se encuentra principalmente en mariscos y pescados, pero no hay que olvidar una importante fuente de este mineral como es la sal yodada.

@DoctorVitamina

Parte I – Los 10 minerales que requiere nuestro cuerpo (parte I)

Deja un comentario

Archivado bajo Alimentación, Minerales